DIA 7
Diario de su ayuno
  • Lee la Palabra de Dios según hayas propuesto
  • Escribe la escritura que leíste
  • Medite en la palabra
  • Ora

  • Escribe la respuesta de hoy

El ayuno de Pablo inicio en el tiempo cuando Pablo necesitaba corregir su tajante y equivocada idea acerca de la Cristiandad. Jesucristo le cambio radicalmente su vida cuando viajaba camino a Damasco. Después de su encuentro con Cristo, por tres días Pablo no comió ni bebió. Fue entonces cuando Dios le revelo todo el fundamento teológico para el Nuevo Testamento.

Oración:
Amado Señor, quiero escuchar tu voz. Tú nos dices:  y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Jeremías 29:13
Me deleitare en tu palabra para que acepte tus deseos para mi . Buscaré tu Reino y tu justicia en mi vida. Tu eres mi Roca, mi fortaleza.

 

Lectura:

Salmos 46:10

“Estad quietos, y conoced que yo soy Dios
Este ayuno nos permite mirarnos al espejo para hacer una autoevaluación. Al principio del ayuno nos veíamos como creíamos que éramos, pero invirtiendo tiempo en la presencia del Señor nos veremos como verdaderamente somos. Como Pablo que creía que estaba haciendo lo recto persiguiendo a los Cristianos cuando en realidad estaba persiguiendo a Dios. Así también nosotros con la revelación de Dios, nos dispondremos a descubrir quienes somos y qué cambios son necesarios para agradar a Dios.
Cuando Pablo inició su ayuno le dijo a Dios, Señor, qué deseas que yo haga.”

Hechos 9:6

Acción:
Escriba lo que Dios le está revelando a través del Espíritu Santo y su Palabra. Identifique todas las áreas de su carácter y los hábitos que Dios desea moldear. Determine que cambió de dirección debe hacer de inmediato. Y actúe en esa dirección.

© Todos derechos del autor son reservados. Ninguna parte de este historia puede ser usado sin permiso escrito.