Domingo 12:30 pm Servicio de Alabanza y Adoración (Traducción Simultánea al Inglés)

Martes 7:00 pm Servicio de Adoración y Estudio Biblico 

Horario de Oficina Martes a Jueves 9:00 am - 5:00 pm 

@Todos derechos del autor son reservados ninguna parte de esta historia puede ser usado sin permiso escrito. 

Sunday 12:30 pm Worship Service (Simultaneous translation  to English)

Tuesday 7:00 pm Worship and Bible Study 

Office Hours Tuesdays - Thursdays  9:00 am - 5:00 pm 

@ All copyrights are reserved. No part of this story can be used

without written permission.  

"

© Todos derechos del autor son reservados. Ninguna parte de este historia puede ser usado sin permiso escrito.

DIA 1

HAMBRE

Mateo 4:4 (NVI)

Jesús le respondió: Escrito está:

“No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”

Jesús muchas veces nos ayuda a entender verdades espirituales a través de analogías cotidianas. Esa es la razón por la que habla en parábolas sobre el reino de Dios y el mundo invisible en comparación con lo que sus discípulos puedan ver y experimentar aquí.

Todos experimentamos el hambre física y comprendemos su poder. En muchas formas, nos conducen lo que hacemos, como Salomón señaló que: “Al que trabaja, el hambre lo obliga a trabajar, pues su propio apetito lo estimula.” (Proverbios 16:26).

 

Pero el hambre espiritual es más poderosa. Nos conduce a Dios y Su Palabra como nuestra fuente de sustento y fuerza. Reconoce que hay que conocer, adorar y servir a Dios vivo, si no perecemos. Jesús une nuestra hambre física con el hambre espiritual. Mientras que el Hijo de Dios se identifica con y quiere cumplir con nuestras necesidades materiales y necesidades físicas, deja claro que nuestra mayor necesidad es por el alimento que sólo Dios provee. Esto se puso de manifiesto a través de su propia dependencia al Padre, como Él le dijo a sus discípulos: “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y terminar su obra” les dijo Jesús. (Juan 4:34).

 

Y Él nos invita a la fiesta en el mismo alimento espiritual y lo sabemos por su promesa: “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.” (Mateo 5:6). ¿Cuánta hambre tienes? ¿Reconoces tu desesperada necesidad de la justicia de Dios, la vida y el poder? ¿Anhelas un sentido más profundo de su presencia?

Oración:
Padre, gracias por enseñarnos que nuestra hambre física refleja una necesidad más profunda. Reconocemos que no podemos vivir sin el alimento que sólo Tu proporcionas -Tu palabra y Tu voluntad. Revuelve los dolores del hambre que conducen a Ti. Ayúdanos a depender menos de la comida que perece y más en alimentos que perduran eternamente, para que podamos vivir para Ti y el acabar Tu obra. En el nombre de Jesús. Amén.